martes, 7 de julio de 2015

¿Por qué no me sorprende el diseño del Galaxy S6?

Buenas a tod@s, hace ya algunos meses, Samsung nos presentó el que sería un buque insignia en el segmento de Smartphone  (en el  segmento Phablet tendremos que esperar algo más) para todo este 2015 y parte de 2016, el deseado y afamado Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge.


La propuesta de Samsung de desarrollar un nuevo teléfono totalmente desde cero, con nuevo diseño, nueva carcasa fue ante todo arriesgada. Arriesgada por querer hacer algo diferente a lo que nos tenía acostumbrado y lo hizo ¿o quizá no tanto?

El cambio de materiales pasando de plástico a cristal y aluminio me parece un cambio muy acertado, pero… ¿esto es un cambio diseño?

Yo creo que no,  es un cambio de materiales pero en diseño….

¿Por qué digo esto?

Sencillo poner un Galaxy S5 al lado de un S6 o incluso un S4, el veréis como el diseño es calcado y para prueba una imagen.


Por si alguien se lo sigue preguntado, el S6 es el de la izquierda.

Por otro lado, me hace mucha gracia escuchar a la gente diciendo que el S6 se parece mucho al IPhone 6 porque su diseño es igual. Me parece una apreciación correcta, pero ¿no será que el S6 se parece al S5 que a su vez se parece al S4 que se parece al S3 y por ende el IPhone se parece a todos estos?


En la siguiente imagen podemos apreciar los diseños de la gama Galaxy S de Samsung desde el S2 (el único que tiene un diseño bastante diferente al resto) . De izquierda a derecha S6, S5, S4, S3 y S2. 


Cuando leí que Samsung iba a rediseñar el teléfono desde cero, pensé que iban a hacer algo nuevo, algo diferente. Como hizo Sony cuando saco el primer Xperia Z y rompió totalmente en diseño y materiales (en este caso si es diseño) con los anteriores terminales de Sony. Pero en este caso Samsung sigue manteniendo prácticamente el mismo diseño y sustituyendo los materiales por unos más nobles (que no tiene porque ser mejores).

Desde luego esperaba algo más, sobre todo algo diferente. Bien es cierto que el Edge es diferente, pero el precio del S6 ya es suficientemente alto como para meternos en los 100€ más que cuesta el Edge. La curvatura de la pantalla no tiene un aporte de peso en el conjunto, añade tres funcionalidades tampoco demasiado pensadas, podríamos decir que mola y ya, pero ni es lo suficientemente útil, ni aporta una mejora que justifique su sobreprecio. Además por muy curva que sea, el diseño es el mismo, cambiado la pantalla, pero lo mismo. 

Creo que Samsung podría hacerlo mucho mejor pero tendría que ser más valiente, más rompedora. Tendría que volver a ser la Samsung que diseño el S2 o el S3 que rompió los moldes.  Y vosotros qué pensáis ¿os parece sorprendente el diseño del S6? 

Saludetes